Por dónde empezar


Dispuesto a comenzar a escribir, las primeras preguntas son cómo empezar, cómo ordenar los recuerdos, si usar el “yo” o la tercera persona. Después, a medida que se avanza, aparecen otros interrogantes. Escribir la propia historia no es diferente a escribir ficción. Las técnicas son las mismas, y en el proceso a veces se nos van las ganas, surgen dudas a cada paso, queremos abandonar, nos parece aburrido o no nos gusta lo que escribimos. Más de una vez pensamos a quién podrá importarle lo que hacemos. Además, no se gana dinero aunque podría ocurrir; ¿por qué no? El libro Mamá, de Jorge Fernández Díaz, que no fue escrito para publicar, lleva 35 ediciones.

Continuará…

(foto:nick-morrison-unsplash)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *